AMAR EN OTRA FORMA DE AMOR

Sostengo los restos de mi corazón, los mantengo con fuerza, mientras la vida sigue, el mundo gira, absurdo, feroz, veloz y terriblemente deshumanizado. Tampoco sé si sostengo los restos de mi corazón, cuando cierro los ojos fuerte, puedo sentir vuestro olor, vuestra mirada, vuestra suave piel y puedo escuchar vuestro llanto al nacer. Todo mi …

Anuncios

RETALES DE LAS MEMORIAS DE MAMÁ …PARA PAPA

Cuando estábamos físicamente juntos, papá no paraba de sonreír. Desde el primer momento todo debía ser pausado, así que dábamos cada día pequeños paseos para cuidar nuestra salud y mucho descanso y buena comida. Papa me hacía zumos naturales y comidas deliciosas, en aquellos meses hasta que no podía ni soportar el olor del aire. …

Hoy quiero decir que el principio no siempre es el que creemos. He dado un giro completo a este Blog, con la firme intención de hacerlo y con el corazón latiendo con fuerza. No quiero empezar por lo que llaman, el principio, quiero empezar por lo que para mi fue el principio y ese fue el día en que os conocí, Si !! hablo de mis hijos, Noel y Adrián, mis estrellas eternas que vinieron para no quedarse demasiado pero si para cambiarme a mi, mi vida y mi existencia por siempre. Realmente solo puedo estar agradecida a la vida, que me dejo conoceros y me convertisteis en mamá aquella fría noche del 29 de diciembre de 2016. En aquella sala de partos, 16 personas, papa, vosotros y yo. Como olvidar justo el instante en que Noel llegó llorando y gritando a la vida, un torrente de fuerza, y a pesar de que sabíamos tod@s los allí presentes que solo sería por unas horas, fue una vida de absoluta intensidad, después llegó Adrián llorando también con toda su fuerza y os pusieron juntos, con vuestros gorritos, sobre mi pecho. Nunca olvidare a ningun@ de los allí presentes, su fuerza y profesionalidad, su humanidad y todo lo que nos ayudaron y enseñaron en unos momentos en los que parece que nada puede entenderse, cuanto sí menos aprenderse. Hoy en día seguimos en contacto con algun@s de ellos y nos llena de orgullo y satisfacción que pudieran acompañarnos entonces y ahora. Este blog no va a ser muy suave quizá, pero si real . Porque el proceso de duelo es un camino arduo de transitar, pero un@ nunca se imagina que verá nacer y morir a sus hij@s y en esta ocasión en un tiempo tan limitado, en que da la sensación de que la vida y la muerte están unidas de la mano. Ahora se que no es una sensación, están siempre unidas. A menudo las personas vivimos como si fuéramos inmortales, la muerte es un tabú, un inexistente.. sin embargo no es así y allí aquel día mirándoos y bajo el privilegio de poder ser partícipe de vuestra vida y muerte, me di cuenta de la grandeza y fragilidad de la vida y de tantas tantas cosas.. pero esto lo dejaremos para otro momento. Quiero presentarme, soy Sara, y soy mamá, porque esta maternidad también existe y porque el dolor jamás debe empañar el amor puro. Socialmente no es un tema de gran aceptación, conozco a otras mamás y ya sabéis que para la sociedad, nuestros hij@s no existen. Quiero pediros que no tratéis de luchar porque nadie os comprenda, porque nadie os reconozca una maternidad que no conocen, que no entienden y que no han vivido. Que no es la idílica de los cuentos, de las películas del cuando todo sale bien y se supone que cuando alguien va a traer vida no puede salir mal, no va a traer muerte. Quiero que entendáis que luchar contra tod@s es una estupidez y que lo verdaderamente importante sois vosotras y vuestros sentimientos. No tratéis de agotaros intentando que otr@s puedan reconocer a vuestros hij@s, comprender este dolor.. debéis dejar a las personas y respetarles, seguir vuestro proceso. Pero si que os animo a no callar, a que esté deje de ser un tema tabú y ha tratarlo con naturalidad. En esta primera y breve entrada, quisiera que podáis comprender que permitiros transitar el proceso de duelo, con todo lo que implica, es absolutamente vital y trascendental, para vosotras, vuestras familias y para una vida saludable. No consiste en pasar pagina como si nada, sin más ni más o tratar de sustituir el dolor de la pérdida por otro bebé u otras cosas, solo sintiendo todo lo que un dolor de esta intensidad conlleva, será posible una auténtica transformación en vosotras y en todos y todo lo que os rodea. He conocido muchas chicas, muchas mamás de estrellas eternas y os aseguro que sin la valentía de afrontar todo el dolor en su máxima plenitud, el camino no está transitado, solo pintado con tiza. Me gustaría poder ayudaros si os apetece y escucharos o leeros si os apetece también. Hoy no estoy muy habladora, pero pronto iré introduciendo entradas sobre este camino de duelo e ideas que pueden ayudaros y ayudan a convertir poco a poco y cada un@ a su ritmo, esté intenso e inmenso dolor en pura vida, amor y energía. Porque no dudéis que vuestros hij@s vinieron al mundo con un propósito, aunque no hayan podido quedarse físicamente hablando, y se marcharán en el momento que fuera, ese era su momento. Pero sus vidas y muertes tienen más sentido del que imagináis. Y ahí justo ahí, es necesario tomar consciencia y en mi caso, como les prometí en nuestra despedida, vivir todo lo que ellos no iban a poder continuar haciéndolo. Os mando un gran abrazo y una luz en medio de la oscuridad, porque nunca es tanta la luz y nunca es tanta la oscuridad. Mirad a las estrellas en mitad de un cielo bien oscuro. A mis hijos todo el amor que les tengo desde el instante antes de saber ni siquiera que existían físicamente en mi. Sara